CRÓNICA del primer BESO

Descubre los mejores secretos para que ese primer beso, sea el principio de muchos.

Él se acerca. Te sudan las manos. Gira disimuladamente la cara hacia ti. Las mariposas en la panza no te dejan en paz. Sus labios se aproximan peligrosamente a los tuyos. Sientes que el mundo se detiene… Hasta que suena el despertador. ¡Argh, estabas soñando! No te freakees, aquí te pasamos el dato completo para que tu primer beso parezca de sueño, de tan maravilloso que será.

MOMENTOS CLAVE DE UN BUEN BESO

El antes

Has llegado al punto sin retorno. El momento justo antes
de que se besen es especialmente mágico… La mirada de tu amorcito cambia, se vuelve más profunda y cálida. A pesar de que la parte inferior de su rostro se relaja, el resto de su cuerpo se esa, precisamente por la posibilidad del beso. El acercamiento será paulatino, pero cuando menos te lo esperes, ya estará a dos milímetros de ti.

Aquí ten muy presente que si te sientes incómoda ante su proximidad, ¡aguas!, puede ser una señal de que no estás preparada para besarlo aún. Ya cuando esté muy cerquita de ti, instintivamente, su cabeza comenzará a ladearse y es posible que baje la mirada de tus ojos a tus labio
s y vuelva a subir. Si es muy romántic@, es posible que tome tu cara con ambas manos para atraerte hacia él/ella.
TIPS:
Procura estar «cómodamente cerca» de tu chic@, en una postura en la que pueda besarte sin que te dé torticolis.
Si detectas que él comienza a ladear la cabeza hacia un lado, tú hazlo hacia el lado opuesto, para evitar «chocar».
Cierra los ojos justo antes de sentir su boca. Algunas personas prefieren dejarlos abiertos, pero para no errarle, lo mejor es cerrarlos.
Traga saliva… ¿o quieres un beso baboso? ¡Yiuck!

El durante
Una vez que sus bocas se encontraron, lo más importante es que e dejes llevar. Cada pareja tiene una química especial y por esa razón ningún beso es igual a otro. Aunque nadie nace sabiendo, es un hecho que los mismos movimientos y señales de tu chic@ te darán la pauta para poder besarl@.
Aquí es básico que sean suaves y lentos, y que entreabras ligeramente los labios, relajándolos. Si te pones nervios@ y nada más no captas el ritmo, una técnica infalible es dar como ligeros besitos, no muy rápidos, en el labio inferior de tu galán, así él cambiará de táctica y empezará a acoplarse a tu forma de besar.
TIPS:
Mantén los labios relajados. No te vayas con la finta de las telenovelas, que se besan con los labios apretadísimos, justamente para truquear el momento.
Concéntrate. No se vale estar papeloneando y pensando en mil cosas, porque no disfrutarás del beso.
Tu respiración. Haz pausas de vez en cuando para tomar aire, y trata de mantener tu respiración lenta, esto también evitará que hagas movimientos bruscos, choques con su nariz o hagas ruidos extraños.
No te quedes tiesa. Juega con tus manos en su cabello o acaríciale suavemente la espalda.

El después
Muy bien, su primer beso está llegando oficialmente a su in, puedes sentirlo. Ahora, ¿qué sigue? Primero que nada, no te separes bruscamente de él, mejor ve alejándote despacio, dándole ligeros besos de «pollito», así captará el mensaje. Poco a poco aleja tu cuerpo y míralo a los ojos 8recuerda que el contacto visual es importante) sonriendo cálidamente. Lo mejor sería que después del beso pudieran abrazarse.
TIPS:
Disfruta de su cercanía y recarga su hombro, para que sepa que el momento que vivieron significó mucho para ti.
No intentes llenar los silencios. Por más emocionad# que estés, no es el mejor momento para declarar que lo amas locamente. Una frase sencilla, como «te quiero», puede decirle mucho de lo que realmente sientes.
Cero análisis. Olvídate de preguntare «¿te gusto?», «¿lo hice bien?» o de atormentarte pensando en que debiste hacer tal o cual cosa. Los besos se dan no se analizan.
Repite. ¿Tenemos que decir más? ¡Lánzate por ese segundo beso!
CRÓNICA del primer BESO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba
X
×